A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

¿Es el amor una oportunidad?

girl australia
El amor no nace, se produce. El amor, como todo aquello que termina valiendo la pena en esta vida, es un compromiso. El amor se hace hábito, rutina… y no por ello ha de perder su frescura y su pasión. Se termina amando aquello que se conoce, y el conocimiento se adquiere; el amor tambien se adquiere, se escoge, y como cualquier otro conocimiento adquirido, tambien se usa. No por ello deja de ser amor. Así, por lo menos, lo veo yo. Y así me parece a mi que en general las mujeres pueden percibirlo más que los hombres.

Tengo ahora mismo en la cabeza la situación de alguien que quiere venir a vivir a Australia pero cuyas posibilidades de ello no parecen muy esperanzadoras. Quizás el caso más difícil de los pocos que conozco. Si este alguien me lee, por favor que disculpe las malinterpretaciones que pueda hacer de su vida personal o algun juicio de valor que pueda escapárseme. Mi intención al escribir aquí no es juzgar o analizar a nadie si no simplemente utilizar “trocitos” de información del mundo real para intentar proveer respuestas que pudiésen inspirar o ayudar a gente diversa que pudiese identificarse con cada caso.

Este es un hombre de más de 45 años de edad, sin una formación o profesion técnica que le avale y sin el dinero suficiente para simplemente poderse mudar a Australia a vivir y emprender un negocio fuerte por su cuenta. El hombre tiene diferentes y complicados problemas de salud que no le son solucionados en su país de origen y que de ser reconocidos a la hora de tramitar su inmigración en Australia, puede que dificultasen aún más el proceso, en lugar de facilitarlo. De hecho el hombre parece bastante informado de este proceso inmigratorio (mejor que yo), de sus posibilidades (o la falta de ellas), y ya parece que lleva acumuladas bastantes frustraciones en trámites y tener que relacionarse con el no siempre amistoso burócrata de turno. Lo que puede resultar más frustrante aún es que el hombre conoce Australia, ya ha degustado la calidad de vida que este país puede llegar a ofrecer y parece estar convencido de que el clima tropical del norte australiano puede ser la solución a sus complicados problemas de salud.

Salvando las diferencias inevitables de caracter y personalidad de cada uno y las particularidades del entorno de cada individuo (que yo no puedo conocer), intento ponerme en el lugar de alguien en una situación similar a ésta y me pregunto qué haría yo. Y la respuesta sincera que surge en mi caso, si realmente mi prioridad fuese vivir bajo el sol de ese trópico, estuviese libre de compromisos afectivos serios y no me quedasen muchos más recursos que yo mismo… sería usar lo que tengo: mi capacidad de amar. Lo digo sin cargo de conciencia alguno.

Me metía en alguna web de citas del Territorio del Norte y comenzaba a flirtear con posibles candidatas. Mujeres australianas que buscan amor, que me da la impresión que haberlas, haylas. Mujeres con la vida ya resuelta que tal vez buscan lo que les falta en esta vida: la ternura y compresión que tal vez no se les supo dar un hombre australiano; el calor de un hombre latino. Y en algún momento apostaba y saltaba el charco. Apostaba en venir hasta aquí, convivir con esa mujer y hacerla feliz. Y si todo iba bien, al cabo de unos meses me casaba y me escondía a esperar.

(¡Vaya por Dios, sin proponérmelo parece que acabo de contar la historia de mi vida! Que no la planeé exactamente así, pero lo cierto es que yo me casé con una australiana, en este país, y mientras tenía simplemente una visa de turista.) En fin, volviendo al caso hipotético, no sé si dejaría agotar mi visa de turista y me quedaría por ahí escondido en cualquier granja intentando ganar algo de dinero por mi cuenta con las mil pequeñas posibilidades que el campo ofrece o por el internet (¿más paralelismos con mi propia vida? Yo hay semanas que salgo a gastarme 50 euros en la compra semanal y es todo lo que gasto. Compañia no me falta con la mujer, el internet y los cuatro vecinos y amigos, y bueno, no sé si prefiero la compañia de los animales). Este es un país perfecto para eso, esconderse y desaparecer. De hecho, así vive bastante gente. Digo que no sé si haría eso o intentaría seguir los caminos legales de ir renovando visado tras visado. En cualquier caso, dormiría con la certeza de que una vez conviviendo con mi amor, el tiempo estaría jugando a mi favor. Es sólo una cuestión de dejarlo pasar antes de conseguir la residencia permanente, la nacionalidad y aquello a lo que aspirase. Y estaría durmiendo en pelota picada, bajo el calor tropical, que era lo que quería.

Por supuesto que la opción “romance latino” no es sólo para hombres. No puedo dejar de dedicarle aquí un guiño a mi querida amiga I., ya en sus 50s, a quien durante años, mientras reflexionábamos sobre las desavenencias del amor, yo la estuve tentando ofreciéndole mis servicios de “celestino”, diciéndola que viniese a verme, que yo le buscaba un buen mozo australiano por marido. Al final vino, y sí, le presenté a alguien que buscaba pareja. No fué su media naranja. Pero coincidió que un par de semanas más tarde hicimos un viaje juntos (precisamente al trópico, al parque nacional de Kakadú, en el Territorio del Norte) y fué a encontrar el amor de su vida en el guía turístico. Ahí andan aún liados, unos años más tarde, ya marido y mujer.

En fin, que todos tenemos algo por ofrecer y que en ocasiones, las mejores oportunidades pudiesen ser las que nos creamos nosotros mismos. Como este blog va sobre oportunidades, no hay que olvidar las que a veces están mas a mano. Y como yo si creo en eso de que se cosecha lo que se siembra, pues uno puede ofrecer el ayudar a alguien a aprender castellano o cocina mexicana y tal vez se encuentre recibiendo de vuelta una nueva vida.

4 comments to ¿Es el amor una oportunidad?

  • Enrique

    Gracias por su artículo y por ponese en mi piel, pero buscar esposa en Australia ya lo intenté en mis anteriores estancias en ese país y siempre me encontré con una barrera cultural : las mujeres australianas son “pijas” y solamente quieren una buena vida, no me encontré a ninguna con inquietudes intelectuales, aparte de que siempre prefieren a un australiano antes que a un extranjero, al que ven siempre como un inmigrante que quiere casarse sólo por la visa.Sólo les interesaría un extranjero si aportara una cantidad importante de dinero o de futuro profesional muy claro.
    Estoy en Match.com Australia desde hace meses y nadie se ha interesado por mí.
    Esa cierto que en las regiones más perdidas del país se puede quedar uno ilegalmente y es difícil que venga la policía a expulsarlo, a menos que un vecino lo denuncie, además en estas regiones remotas es donde hace falta más inmigración para poblarlas, también es allí donde quizás encontraría una granjera.El problema es sobrevivir allí, la única manera es comprando un terreno, pero al registrarlo ,te fichan inevitablemente.
    De todos modos, gracias por su ayuda.

  • santi

    Pues la mía es sin duda la excepción a la regla, Enrique. De nuevo, no coincido para nada con tus impresiones. Esto va a ser como la mili, que ya te pueden contar lo que te cuenten, luego la experiencia de cada uno será única. Las mujeres que yo conozco no son “pijas”, tal vez porque yo no me muevo por ambientes de “pijoteo”. Las mujeres que yo conozco, en general, tienen inquietudes intelectuales y esas incluyen inquietudes culturales por viajar y conocer gente de otros paises. (Yo soy una prueba de ello, y no la única) Por aquí, habrá de todo, como en cualquier otra parte. Tal vez que simplemente no se encuentre por registrarse en una web y esperar que se interesen por uno, imagino que habrá que ir interesándose por los otros, buscar más que te busquen. Suerte con todo.

  • Enrique

    Lo que querçia decir es que la mayoria de australianas solamente se casarian con un extranjero con problemas de salud como yo si fuera millonario.

    Si quieres eliminar tambien este comentario como has eliminado el mio,de los blogs pijos,eliminame tambien de tu lista de correo, no me envies mas mails, para que si no estamos de acuerdo en nada …

  • Sara Gonzalez

    Hola que tal pues yo tan solo quisiera encontrar un hombre Australiano que quiera casarse con una Mexicana
    por favor si tienen un amigo que este interesado en casarse conmigo pues adelante vengan sus contactos.

    soy hogareña, soy muy entregada a mi pareja, me gusta mucho la naturaleza, me gusta pasar mucho tiempo con mi pareja claro que no caiga esto en que lo quiero tener a mis faldas claro se que necesita un poco de tiempo
    con sus amigos y yo tambien, creo que a veces necesitamos un poquito de tiempo para uno mismo, no soy egoista
    soy muy positiva a la vida. me gusta sonreir mucho. y bueno soy muy romantica.

    espero poder encontrar alguien que quiera compartir todo esto conmigo. gracias por su ayuda..

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>